Ad image

Crónica de un informe, en donde hizo el “oso”, un político vanidoso.

respuestaenlinea
25 Min Read

Crnica de un informe2 Por Alejandro Mares Berrones

Trescientos y doscientos metros a la redonda del Teatro de la Reforma, ubicado en Sexta y Abasolo, se encontraban tanquetas con elementos del Ejército y de la Policía Estatal preventiva, todos fuertemente armados, con artillería pesada; se trató de los círculos de seguridad, por motivo del III informe de gobierno del alcalde Alfonso Sánchez Garza.

El teatro parecía un hormiguero, estaba completamente blindado por fuerzas de seguridad, tanto adentro como afuera, todos al tiro: marinos, soldados, de la estatal y hasta los policías preventivos, que con su clásico uniforme azul lucían espantados, pues todos traían armas largas, menos ellos, que ni resortera portan.

Eran ya las 10:40 horas de esa nublada y lloviosa mañana del 13 de septiembre, en la planta alta del Teatro de la Reforma, me coloco sobre los barandales para tomar fotografías y observar la llegada de la crema y nata de la política local; el primero es Juan Martín Reyna García, diputado local electo por el PAN; luego César Rendón; ex funcionario de PEMEX.

Pasan unos segundos, y el que ingresa es Salvador Treviño Garza, ex candidato del PRI a la alcaldía, las fuerzas vivas del priismo ni lo pelan, pasó desapercibido; a las 10:41 horas llegó Rubén González Chapa, subdelegado en Matamoros, de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

La rata de dos patas

Pasan dos minutos, arribó Edgardo Melehem Salinas, delegado en Tamaulipas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, los compañeros de los medios se le van en parvada y lo entrevistan.

Del citado funcionario podemos añadir que es el mismo al que el hoy regidor Roberto Sergio Chapa Zavala, director general de Grupo Mi Radio, le puso un spot en esa radiodifusora, en donde con música de fondo de Paquita la del Barrio, con aquella melodía de “Rata de dos Patas, te estoy hablando a ti…”, exhortaba a Melehem Salinas a que pasara a las oficinas de esta estación, a que pagará lo que debía y hasta la fecha, quién sabe si pagaría.Cronica de un informe

Dicho individuo, se ufana de ser el representante del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto en la entidad, en cuanto a obra social se refiere; con este tipo de representantes, Señor Presidente… Sergio “Checo” Sermeño y Alejandro Cisneros, llegaron a las 10:45, muy puntuales fueron el tesorero y subtesorero municipal.

Un minuto después llegó Mario Tapia Fernández, muy lambido, este es funcionario de la Junta de Aguas y Drenaje, en la administración corrupta de Erick Silva, se desempeñó como Secretario de Finanzas, dicen que fue allí de donde se hizo de mulas Pedro, luego se

pasó a la dirigencia municipal del PRI y recientemente formó parte del comité de campaña de Salvador Treviño; este individuo pertenece al grupo de los juniors que tienen en quiebra a la JAD.

A las 10:47 horas arribó Gerardo Martínez García, presidente del Comité Directivo Municipal del PAN y cuñado de la alcaldesa electa, algunos colegas lo entrevistaron; Gerardo se mostró sereno, muy diferente al día de la elección, cuando llegó al Consejo Municipal Electoral y le hizo un recordatorio maternal al ex presidente de ese instituto, Carlos Azúara, quien no sabía si ponerse a llorar, enojarse o ponerse a reír.

El reportero sigue atento, ya eran las 10:49 horas, llega el Secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Municipio, Arnulfo Rodríguez Cortés y su sequito de secuaces; perdón, miembros del Comité Directivo de esta organización, por cierto, el último tiro que se aventó este angelito, fue el de dar de alta a más de cincuenta personas de confianza, a los que por arte de magia los convirtió en sindicalizados.

Después llegaron casi agarraditos de la mano, el panista Eliezer García y el perredista José Ángel Frías, se subieron a la planta alta del teatro, allá entre el infeliciaje, para ocultarse; Walter García, ex secretario particular de Tomás Yarrington Ruvalcaba, también se hizo presente.

Arribó Diodoro

Eran ya las 10:52 horas, el secretario de educación en el estado, Diodoro Guerra Rodríguez, se hacía acompañar por Pancho Salazar, jefe de servicios regionales en esta ciudad; enseguida arribó Jesús Roberto Rodríguez Guerra, secretario de la Sedesol Municipal, acompañado de su esposa.

La primera dama, Silvia Guerra de Sánchez, hizo acto de presencia a las 10:54 horas, vestía un saco rojo y un pantalón negro, era acompañada por sus hijos; atrás de ellos venía Jesús Roberto Guerra Velasco, ex alcalde de Matamoros; enseguida se ve la figura de Emigdio Manuel García Flores, el dueño del restaurante “El Garcias”.

El regidor Roberto Chapa Zavala, a las 10:58 horas, llegaba rayándose en la puerta, al igual que Marcelita Hernández Enríquez, quien se fue al salón de belleza y apareció muy copetona; luego Juan Villafuerte Morales, secretario general del Sindicato de Jornaleros, le siguió Mario Ramírez, empresario de la localidad.

Cronica de un informe3Llegó Lety

A las meras 11:00 horas, entró el C. P. Jesús Mendoza Reyes, líder del Sindicato Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras y Ensambladoras de Matamoros y su comité ejecutivo; tres minutos después, Norma Leticia Salazar Vázquez, presidenta electa; los reporteros se le fueron encima.

Ingresaron Ernesto Danache, ex delegado de Tránsito y Eduardo García Avendaño, este último regidor electo de manera plurinominal; Jaime Seguy, venía pisándoles los talones; en ese momento, dos mujeres robustas que estuvieron en la planta alta en donde se encontraba el reportero, empezaron hablara entre ellas:

“En peligro me caiga arriba de ella (Lety Salazar) manita”, dice una de las mujeres; la otra le responde: “Nombre porque quedaría su suplente (Gloria Ivette Bermea Vázquez) o peor aún su papá, mejor déjala manita, acabo para lo que va hacer”; ambas se tomaron de la mano como si fueran unas escuinclas y se introdujeron a la planta alta del teatro.

Por fin, el protagonista principal Alfonso Sánchez Garza, pisó el teatro a las 11:11 horas, inmediatamente lo empezaron abrazar y a felicitar por su cumpleaños, luego los compañeros lo entrevistaron y posteriormente pasó a una área exclusiva para la televisión, en donde dio una entrevista exclusiva.

El diputado federal, Carlos Alberto “Chito” García González, aprovechó que los medios entrevistaban al alcalde y se fue muy escurridizo; pero la compañera Rosy Pereda lo alcanzó para entrevistarlo, eran ya las 11: 14 horas; tres minutos después llegó Juan Patiño Cruz, diputado local electo por el PAN.

Desde arriba de los barandales en donde este reportero estuvo, se escucha un grito: “!Ya te vas César!”; un individuo flaco y ojeroso, al que le decían Julio, se refirió a César Augusto García Galván, coordinador de Servicios Generales municipales y sin darse cuenta que el reportero paraba oreja, remarcó: “que bueno salió César para robar”.

Transcurren los minutos, eran las 11:31 horas, el Secretario del Ayuntamiento, Israel Mateo de León Medina, da la instrucción a la comisión de regidores para que vayan por el alcalde Alfonso Sánchez Garza y por el representante del gobernador, Diodoro Guerra Rodríguez.

¡Viva el rey!

Juan Carlos Olvera y Paty Duque, fueron quienes encabezaron las vivas y las porras para Alfonso: “!Que viva el Presidente!”, “!él sí fue buen presidente!”, “!el rey, todavía de Matamoros!”, “!Viva el rey!”, en la parte alta del teatro, estaba repleta de gente de las colonias, que al unísono gritaban: “Se ve y se siente, el PRI está presente”.

El acto solemne inició con los honores al lábaro patrio, por parte de la escolta del Ejército, eran ya las 11:39 horas, hay que destacar que el único personaje que se negó hacer honores a nuestra bandera fue Thomas Mittnacht, cónsul general de los Estados Unidos de Norteamérica en Matamoros; siguió el canto al himno nacional; posteriormente lo referente al escudo de armas del estado y el canto a Tamaulipas.

A las 11:48, Alfonso Sánchez Garza, sube a la tribuna y el secretario del ayuntamiento dice: “Señor Presidente, tiene usted la palabra”; en ese instante se desata un cumulo de aplausos y vivas, que hicieron cimbrar las paredes del Teatro de la Reforma.

El alcalde hizo uso de la voz, con el agradecimiento a: Diodoro Guerra Rodríguez, representante del gobernador del estado, Egidio Torre Cantú; Edgardo Melehem Salinas, delegado de la Sedesol federal, al cónsul antes mencionado, a Efraín de León León, presidente municipal de Valle Hermoso, al diputado federal Carlos Alberto “Chito” García González, a Norma Leticia Salazar Vázquez, presidenta municipal electa; a los expresidentes municipales, Antonio Cavazos, Mario Zolezzi, Homar Zamorano…

El edil le siguió con los representantes de las fuerzas armadas: el Contraalmirante Víctor Colorado Fernández, comandante del Sector Naval y el General Rodrigo Herrera, comandante de la Guarnición de la Plaza; así como a los diputados electos panistas, Juan Patiño Cruz, Belén Rosales, Juan Martín Reyna; a Emigdio Manuel García Flores, empresario de la localidad, a Juan Villafuerte Morales, líder de los trabajadores de Matamoros, a los dirigentes de las colonias y a los miembros de su partido, el PRI.

El informe

La alocución de Alfonso Sánchez Garza, duró 40 minutos, en este lapso de tiempo, el alcalde informó de los logros de su gobierno, que se enfrentó a tiempos difíciles, en donde se vio limitado por una necesidad financiera, que restringió el acceso a recursos suficientes, para lograr un desempeño ejemplar, reconoció que se mantuvo cercano a los matamorenses y que deja finanzas sanas, instituciones municipales sólidas y funcionales, como los son los servicios de recolección de basura y alumbrado público…

Agregó que ni contrató deuda, ni solicitó crédito alguno, por lo que su gobierno fue responsable, en donde el crecimiento productivo fue de año con año, gracias a la restructuración catastral y la inversión en obras, de los tres órdenes de gobierno fue

superior a los 2,500 millones de pesos; puntualizó que se fortalecieron los espacios culturales, por lo que Matamoros recibió el calificativo de “la Atenea de Tamaulipas”.

A las 12:18 horas, Emigdio Manuel García Flores, se levantó de su asiento y se retiró del lugar; por su parte, el presidente municipal, continuaba con su informe.

En materia de agua potable, hizo énfasis en la extraordinaria obra de drenaje; el relleno sanitario, tiene mayor capacidad de confinamiento; rehabilitación de caminos rurales; las cinco ferias del empleo, el proyecto ferroviario Brownsville-Matamoros; el proyecto internacional del puente Ignacio Zaragoza; el descubrimiento de petróleo en las aguas profundas del Golfo de México, el impulso de la playa Bagdad, el programa nutriendo a Tamaulipas, los programas sociales, como la tortilla a bajo costo, las becas a estudiantes…

Previo al final de su informe, hizo un reconocimiento público a su suegro, el ex presidente municipal Jesús Roberto Guerra Velasco y concluyó: “Los resultados allí están, será la sociedad la que los juzgue y someta a su escrutinio; para orgullo de todos somos un mejor Matamoros, que viva Matamoros”.

Quería casa aparte, se puso celoso del roedor

Al finalizar su informe Alfonso Sánchez Garza, el delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Miguel de la Rosa Medrano, pegó un reparo de su butaca y salió despavorido; el reportero le dio alcance y le dice: “Delegado, le quiero hacer una entrevista”.

“Claro, nomás que voy al baño”, contestó Miguel de la Rosa, quien al salir del interior del teatro y ya casi al entrar a los sanitarios, se topa con el profesor Martín Delgado, secretario particular del alcalde, a quien le reclamó de fea manera, el por qué no había sido nombrado, ni incluido en la primera fila, como lo habían hecho con Edgardo Melehem Salinas; Martín Delgado, al observar el enojo que ya traía Miguel de la Rosa, se excusó y dijo que él no fue el responsable y la culpable de tal desvergüenza era Perla Valdez.

“Hija de su p@%# ma@%#”, fueron las palabras que salieron de la boca de Miguel de la Rosa, quien se había dado cuenta que el reportero venía pegadito a él y con la grabadora encendida y arrancó para el baño; “El Profe Martín”, no sabía qué hacer, su mirada se fijó en el que esto escribe y exclamo: “ahorita hablo con él”; Martín Delgado se introduce al baño y a los cuatro minutos, salió Miguel de la Rosa; el reportero se le vuelve a pegar: “Delegado le quiero hacer unas preguntas”.

De la Rosa Medrano, se hace el desatendido, camina como pavorreal sin escuchar; se acerca con la compañera Erandi Márquez, la saluda y el reportero vuele a insistir: “Delegado solo quiero preguntarle algo”; Miguel de la Rosa, sigue sin hacer caso; le vuelvo a decir lo mismo: “Señor delegado, le quiero hacer una entrevista, quiero preguntarle sobre un tema que paso aquí en Matamoros”; sigue en las mismas…

El oso

… El reportero, toma la decisión de atizarle: “Haber señor delegado, de quien se expresó tan mal, que clase lenguaje tiene; usted es el representante de Peña Nieto en Tamaulipas”; ni se despidió de Erandi Márquez, arrancó de nuevo para el interior del teatro y se sentó en la primera butaca que vio vacía; el reportero le toma la fotografía; en ese instante, se vuelve a parar y sale en corrida del teatro; se le sigue…

Ya en la parte exterior del Teatro, en la calle Sexta, Miguel de la Rosa Medrano, hace como si hablara por teléfono, se le vuelve a tomar fotografías, ante el asombro de toda clase de policías; primero tomó una dirección hacia la González, pero se dio la vuelta y arrancó hacia la Abasolo, y se introdujo en la farmacia Benavides.

A los cinco minutos salió y todavía iracundo dijo: “porque me agredes”; el reportero le contestó: “en ningún momento, yo solo quiero hacerle unas preguntas sobre su responsabilidad como funcionario público, el que anda encabronado por qué no lo mencionaron es usted, yo solo trato de hacer mi trabajo, mi intención es hacerle una entrevista, pero usted se niega”.

La entrevista

De la Rosa Medrano, respondió: “Yo también soy periodista”; el reportero le siguió con el debate: “bueno si usted dice que es periodista, entonces debe de entender que yo solo quiero cumplir con mi trabajo y que si no lo mencionaron, allá adentro, pues eso es otro asunto”.

“Está bien, que quieres saber”, enfatizó Miguel de la Rosa Medrano.

–¿Cómo delegado de la Profepa en Tamaulipas, qué sabe usted de la intoxicación masiva que hubo aquí en Matamoros, en una maquiladora llamada Parker Browsnville?

–No estoy enterado, la Profepa, tiene una página de internet y tenemos el 01800 profepa, para recibir la denuncia pública, si hubiera una denuncia pública en ese momento tendría yo que investigar, pero no se hizo.

–¿Carecen de coordinación la Profepa y la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris)?

— No, no me ha comentado nada Coepris, es más ni una instancia de gobierno municipal, estatal, me ha comentado.

–¿Le compete a la Profepa, investigar este asunto?

–Dependiendo de que se trate.

–¿Fueron más de 200 personas intoxicadas y la Coepris sigue sin informar?

–Sí es de residuos peligrosos, mal manejados, entonces sí tendría yo que ver.

Vanidad tóxica

Miguel de la Rosa Medrano, después del “oso”, se vuelve a introducir al teatro, saluda a otros personajes, como a Manlio Villar Martínez, con quien se dio beso en la mejilla, sin embargo, este personaje mostró su poca profesionalidad; ya que como político y periodista profesional que dice ser, debió de aguantarse como los hombres y dejar de actuar, como una niña vanidosa.

A todas luces se observa que Miguel de la Rosa Medrano, es un sujeto que tiene una soberbia tóxica, enfermiza; es una persona vanidosa y a raíz de como manifestó su vanidad, demuestra lo hueco de que está hecho y le gusta que la gente le llame Doctor, cuando solo tiene una licenciatura, con una simple especialidad.

Una verdulera de la merced se sonrojaría, al escuchar las pestes que dijo Miguel de la Rosa Medrano, contra la administración de Alfonso Sánchez Garza, nomás porque se les paso mencionarlo; la propia Perlita Valdez, recalcó que este político vanidoso, no confirmó su asistencia; esta es la clase de representantes que tiene Peña Nieto en Tamaulipas.

Lety como “quinceañera”, rodeada de marinos

La presidenta electa, Leticia Salazar Vázquez, salió del teatro, ocho minutos antes de las 13:00 horas, atrás de ella un sujeto alto, fornido; se trata de Hugo García González, regidor electo y guardaespaldas de Lety, según él por sus dotes de francotirador, que presume en su facebook; sin embargo, la seguridad personal de Lety, carece de los estándares mínimos de protección, a pesar de que anda rodeada de 20 marinos; que la dejan sola.

El reportero, fue capaz de tomarle a Lety, una fotografía de cuerpo entero, lo que demuestra que su seguridad es vulnerable; la alcaldesa abordó una camioneta blanca compacta, sin

blindaje; su vehículo fue escoltado por dos patrullas de la Marina, con 20 elementos fuertemente armados; fue así como la jefa de la comuna, se retiró de ese lugar.

Gerardo Martínez García, presidente del Comité Directivo Municipal del PAN, se le entrevistó sobre la seguridad de su cuñada y dijo:

“Bueno, ella ha decidido que sea la Marina la que la custodié, al igual que como lo puedes ver con el presidente actual, él también trae unas camionetas blindadas, que lo andan custodiando, él (Alfonso Sánchez Garza) trae su seguridad y la diferencia es que Lety, no trae camioneta blindada”.

El diputado electo por el PAN, Juan Martín Reyna García, con relación al mismo tema, opinó: “Pues yo creo que es una decisión personal de ella, en mi forma de ver; en mi caso, yo no traigo ni chofer”.

Por su parte, Juan Patiño Cruz, también diputado electo panista, aseveró que desconoce la situación del porque Lety trae patrullas y elementos de la Marina:

“Yo he estado en lo que es la entrega recepción de la legislatura pasada con la nuestra, respetuoso que soy de los poderes en que está dividido el estado, yo estoy totalmente concentrado en el poder legislativo y no me he metido para nada en la cuestión ejecutiva, que significa ser presidente municipal de Matamoros, entonces no me he enterado del caso”.

Patiño Cruz, recalcó que en su caso, él no va atraer seguridad de ninguna especie, ni vehículo blindado, ni guardaespaldas: “Yo por la naturaleza del cargo (subcoordinador de la bancada del PAN, en el Congreso del Estado), es probable que tenga algún chofer, pero nada que ver con la cuestión de seguridad, simplemente chofer”.

Chito, sacó la credencial

El diputado federal panista, Carlos Alberto “Chito” García González, mencionó que él no trae seguridad, ni vehículo blindado y se le entrevistó al respecto:

“Yo creo que todos nos exponemos, pero algunos un poquito más que otros, porque son figuras públicas, tú sabes de la historia que ha pasado aquí, a veces de que han amedrentado y amenazado”.

–¿Estará amenazada nuestra alcaldesa?

–Que yo sepa no, gracias a Dios; a mí nunca me han amenazado; bueno tú sabes que de alguna manera, pues los presidentes municipales, pues se exponen mucho y yo creo que Alfonso Sánchez y Norma Leticia Salazar, aunque sea presidenta municipal electa, pues ellos deben de tener cierta seguridad, yo no sé si sea mucha o sea poca.

Para concluir con esta crónica, en donde hizo el “oso” un político vanidoso, solo falta decir, que a eso de las 14:00 horas, se retiró del Teatro de la Reforma, el presidente municipal, Alfonso Sánchez Garza, en una camioneta blindada, color arena y custodiada por sus elementos de seguridad.

Share This Article