Por Hong Kong, podría desatarse crisis diplomática entre China y EU

Este martes, el Senado estadounidense adoptó por unanimidad un texto reclamando democracia y respeto de los derechos humanos en Hong Kong, lo que provocó un enfado en Pekín y llevó al gobierno de China a convocar a un alto responsable de Estados Unidos (EU) lo que al parecer provocaría una crisis diplomática.

La crisis diplomática
Los senadores de EU también aprobaron una medida que prohibiría la venta a la policía de Hong Kong de gases lacrimógenos, balas de goma y otro tipo de equipamiento destinado a reprimir a los manifestantes.

Por ello, China reaccionó con cólera al texto y advirtió que tomaría medidas de represalia si el texto se adopta definitivamente.
Según el gigante de oriente, el objetivo de Estados Unidos es “apoyar a los extremistas y a los elementos antichinos violentos que intentan sembrar el caos en Hong Kong para cumplir su siniestro objetivo de dificultar el desarrollo de China aprovechando la cuestión de Hong Kong”, declaró el portavoz de la diplomacia, Geng Shuang.

La crisis diplomática podría escalar más
Este miércoles, Pekín convocó por su parte al encargado de negocios temporal de la embajada de Estados Unidos William Klein para “protestar solemnemente” contra este texto.

“Cualquier intento de socavar la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong y de dificultar el desarrollo de China está destinado al fracaso”, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores, Ma Zhaoxu, citado por la diplomacia china.

China ya había expresado su “extrema indignación” tras la adopción a mediados de octubre en la Cámara Baja del Congreso de EU en un texto similar.

Los dos proyectos de ley son un poco diferentes por lo que las dos cámaras tienen que armonizarlos antes de un voto final para que pueda ser luego promulgado por el presidente Donald Trump.

Hoy el Senado estadounidense envió un mensaje claro a los hongkoneses que luchan por las libertades a las que están apegados desde hace mucho tiempo: les oímos, estamos a su lado y no nos quedaremos sin reaccionar mientras Pekín socava su autonomía”. Marco Rubio, senador republicano

El texto aprobado por el Senado pondría como condición para mantener vigente este estatuto especial que el departamento de Estado supervise cada año que las autoridades de Hong Kong respetan los derechos.

El movimiento de protesta empezó en Hong Kong en junio tras el rechazo de un proyecto de ley para autorizar las extradiciones hacia China continental, con manifestaciones cada vez más violentas y podría desembocar en una crisis diplomática con EU.

Ver Mas

Noticias Relacionadas