Recibe Daniel Peña Treviño constancia como candidato del PRI a la alcaldía.

NUEVO LAREDO, Tam.- A trabajar unidos, con una nueva actitud y dejando a un lado la pasividad imperante convocó Daniel Peña Treviño al priísmo neolaredense, al recibir esta tarde su constancia de registro como candidato del PRI a la presidencia municipal, para las elecciones del 1 de julio.

El documento lo recibió de manos del dirigente local del partido, Eliseo Castillo Tejeda, en un acto multitudinario realizado en el estacionamiento de dicho instituto político, en presencia de la totalidad de los dirigentes de los sectores y organizaciones, así como de las estructuras territorial y electoral del PRI.

Acompañado de su esposa Elsa Tamez de Peña y el candidato a diputado federal, Juan de Dios Juanes Carrizales, así como la secretaria del partido, Baudelia Juárez García, el exalcalde pronunció un discurso alentador y desafiante que hizo cimbrar a la estructura del partido cuando en un lenguaje coloquial les dijo que es momento de pensar en la victoria, antes que en los privilegios.

“Vamos a hacer el equilibrio, vamos a hacer esa organización que nunca se había presentado porque eran otros tiempos, había un partido ganador y llegábamos y ya había un pastel qué repartir, ahorita no existe ningún pastel, tenemos que elaborar de qué sabor lo queremos, de qué tamaño lo queremos y cómo lo vamos a hacer, y luego cuidar cuando ya esté formado el pastel, que quien lo vaya a meter al horno no se le queme”, dijo.

En presencia de más de 800 militantes y simpatizantes llegados de todas las colonias de la ciudad, Peña Treviño enfatizó que los nuevos tiempos demandan una nueva estrategia de gobierno, con la inclusión de personas idóneas para los cargos.

“Todos deben ser buenos, todos deben ser aceptados por la sociedad, aquí ya no se valen recomendados, aquí ya no se valen gente improvisada, aquí todos tienen que ser buenos y más que buenos para responderle primeramente a nuestro partido y después a la sociedad de Nuevo Laredo”.

En su mensaje de 19 minutos, mencionó que se decidió a enfrentar el reto por la fortaleza de los sectores y organizaciones, así como de las estructurad del partido “y lo acepté porque sé que tengo el apoyo de todos ustedes y que tengo una estrategia que estoy consensando con todos los actores de nuestros partido”, indicó.

Pero –agregó– tenemos que actuar diferente, con más responsabilidad, con más equilibrio, con más coparticipación organizada, que nos dé como resultado el éxito, tenemos que ir a conquistar esa decisión que se nos ha negado en las últimas dos elecciones.

Dijo que su intención es consolidar la unidad hacia el interior del partido, en torno a la formula ganadora conformada por José Antonio Meade para la presidencia de la república así como Yahleel Abdala Carmona y Alejandro Guevara Cobos para la senaduría y en Juan de Dios Juanes Carrizales para la diputación federal y él para la alcaldía.

Se comprometió a no fallarle ni al priísmo ni a lo neolaredenses, con un Cabildo que trabaje y esté de parte de la gente.

“Yo no necesito de alguna manera cómplices en el Cabildo, yo necesito aliados que estén aliados con la sociedad para hacer ese Nuevo Laredo que todos queremos, un Nuevo Laredo próspero, un Nuevo Laredo que tenga empleo pero bien pagado para sus hijos”, enfatizó.

El abanderado priísta tuvo palabras de agradecimiento para todos los dirigentes de los sectores y organizaciones del partido, para la estructura territorial y electoral, así como para su esposa Elsa Tamez de Peña, por hacerlo sentir más fortalecido.

Agradeció también al actual regidor del Ayuntamiento, Jesús Valdez Zermeño, “porque con su fortaleza, por su decisión, tuve que tomar esta decisión de aceptar este reto”.

Ver Mas

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.